Cuando los gobiernos y las organizaciones internacionales animan al sector privado a unirse a la agenda del desarrollo sostenible, no están pensando en una mera unión simbólica, sino en inversiones materiales de cifras billonarias. Solo las nuevas infraestructuras en países en desarrollo que anuncia el ODS 9 se cuantifican [...]