Lo que no puede ser, no puede ser y, además, es imposible. Y eso puede aplicarse literalmente al anuncio del cese de hostilidades decretado en Siria a partir del 27 de febrero, en cumplimiento de una iniciativa impulsada por Washington y Moscú. Es elemental entender que no puede detenerse [...]