La revolución del shale gas , ahora extendida al petróleo no convencional (básicamente tight oil) sigue generando casi tantas esperanzas como incertidumbres. Aunque está claro que para Estados Unidos ha supuesto una revolución, especialmente para su sector industrial que ahora cuenta con energía barata para acrecentar su competitividad internacional, [...]