El cierre indefinido de la administración federal en Estados Unidos supone, además de un claro perjuicio para los ciudadanos estadounidenses, un claro riesgo para la economía mundial. De perpetuarse más allá del 17 de octubre, podría llevar a un default técnico de Estados Unidos, lo que generaría un caos [...]