Los países desarrollados están respondiendo a la crisis económica provocada por el COVID-19 con paquetes fiscales que oscilan entre el 6% y el 49% del PIB, según datos de Bruegel.  Junto con los déficits fiscales derivados de la caída de la actividad, estos paquetes estimulan la actividad económica con nuevas [...]