Si algo caracterizó las recientes elecciones mexicanas fue la normalidad. La conclusión es más relevante a la vista de las numerosas lecturas catastrofistas previas, que tiñeron de temor los futuribles sobre el proceso electoral. Los miedos oscilaban entre un recrudecimiento de los brotes de violencia, que se habían cobrado [...]