Cuando Barack Obama ganó en 2008 se erigió entonces como un líder capaz de transformar la política estadounidense. Además, aprovechando un incipiente nuevo mapa electoral incorporó nuevos votantes a su partido imponiéndose en estados como el de Virginia, en manos republicanas desde 1964. Cuatro años después se convirtió en [...]