En Osaka, con el encuentro entre Donald Trump y Xi Jinping y la propia reunión de líderes del G20, se ha evitado una catástrofe, pero varias espadas de Damocles penden sobre un mundo que se está revelando más fragmentado, y no sólo por la confrontación entre EEUU y China. [...]