Es bien conocido que la Unión Europea tiene varias fuentes de ingresos, entre las que se encuentran un porcentaje inferior al 1% del Producto Interior Bruto (PIB) de los Estados miembros que la componen, los recursos propios tradicionales (entre los que están los derechos de importación sobre productos procedentes [...]