Ya es un clásico en Israel que ningún gobernante complete una legislatura y que los gobiernos sean siempre de coalición entre varios partidos. Pero nunca había sucedido que, tras los comicios, el encargado de formar gobierno fuera incapaz de cumplir la tarea y que, en consecuencia, hubiera que volver [...]