Desde 2011, desde las masivas manifestaciones contra el supuesto fraude electoral en las elecciones regionales de Rusia, el régimen putinista ha estado perfeccionando los mecanismos institucionales para construir un marco legal de la autocracia y preservar así el poder de Vladimir Putin y del núcleo incondicional de su gobierno. [...]