Las filtraciones del contratista de la Agencia Nacional de Seguridad (NSA) Edward Snowden en 2013 pusieron de manifiesto la fuerte dependencia y las enormes relaciones que tienen los servicios de inteligencia estadounidenses con las principales empresas tecnológicas del país. Precisamente, estas revelaciones dañaron –quizás de forma irremediable– la imagen [...]