Ansioso por poder transmitir alguna buena noticia que contrarreste su creciente impopularidad, el gobierno de Haidar al-Abadi se ha apresurado a anunciar urbi et orbe que la bandera iraquí ya ondea en el edificio del ayuntamiento de Faluya. La experiencia acumulada tras tantos años de guerra debería obligar a [...]