Los enormes problemas y las múltiples y complejas divisiones siguen ahí, no han desaparecido. No hay milagros. Pero las recientes elecciones al Parlamento Europeo han cambiado muchas cosas, y pese, o debido, a la fragmentación que han producido, podrían marcar un nuevo comienzo político para el proyecto europeo. Para [...]