Hace algunos años, la Comisión Europea se metió a regular la curvatura máxima autorizada para los plátanos y los pepinos. La famosa Regulación 2257/94 fue finalmente abandonada en 2008 por presión de algunos Estados miembros, pero se cita a menudo como uno de los puntos álgidos de los excesos [...]