El ministro argentino de Relaciones Exteriores, Héctor Timerman, volvió exultante de su viaje privado a Londres, creyendo cumplido su principal objetivo de instalar en la atención de la opinión pública local el problema de Malvinas. Desde su perspectiva había puesto una pica en Flandes. Es verdad que su paso [...]