Las elecciones mexicanas de medio término supusieron un gran esfuerzo de organización, tanto por el número de cargos electivos en juego, más de 20.000 (entre ellos 500 diputados federales y 15 gobernadores), como por la gran cantidad de votantes convocados (93.000.000 de ciudadanos podían ejercer su derecho al voto). [...]