Si en España se han necesitado 315 días y dos elecciones para conformar un nuevo gobierno, en Líbano, batiendo su propio record, han sido necesarias 46 convocatorias parlamentarias a lo largo de los últimos 30 meses para poder nombrar a un nuevo jefe del Estado. Si nadie lo impide [...]