No ha sido como en Egipto. Allí los militares golpistas trataron de justificar su asonada amparándose en una supuesta “legalidad revolucionaria”, derivada de una creciente contestación ciudadana a los designios de Mohamed Morsi, que consideraban suficiente para anular la legalidad de las urnas. Y tanto el mundo árabe como [...]