Lo que las empresas extranjeras nos dicen sobre la economía y los negocios en España

Lo que las empresas extranjeras nos dicen sobre la economía y los negocios en España. Cuatro Torres Business Area, Madrid. Foto: JasonParis (CC BY 2.0). Blog Elcano

Cuatro Torres Business Area, Madrid. Foto: JasonParis (CC BY 2.0)

A pesar de la desaceleración económica, los problemas de estabilidad política, la crisis catalana, las empresas extranjeras mantienen unas perspectivas relativamente optimistas en relación con sus planes de actividad en España. En consistencia con otras encuestas empresariales destacan los temas de fiscalidad, flexibilidad del mercado de trabajo, las cargas burocráticas, como algunas de las principales áreas problemáticas del marco de negocios en España, y que habría que mejorar para aumentar la inversión extranjera.

Estas son algunas de las conclusiones del “Barómetro del clima de negocios en España. Desde la perspectiva del inversor extranjero”, elaborado por la escuela de negocios IESE, Invest in Spain y Multinacionales por Marca España, y cuyos resultados de la edición 2019 fueron presentados recientemente en Madrid.

Se trata de la 12ª edición de una publicación que se ha convertido en una valiosa fuente de referencia sobre cómo valoran las empresas extranjeras (algo más de 580 han participado en esta última edición)  la economía y  el clima de negocios en España.

Sin ánimo de exhaustividad (es mucha la información recogida en el estudio), vamos a comentar en este post algunos aspectos que me han parecido de especial interés.

  • Perspectivas relativamente optimistas

A pesar de las incertidumbre y factores negativos que hemos mencionado más arriba, las empresas extranjeras mantienen unas perspectivas relativamente optimistas sobre sus planes de actividad en España.

Así, el 91% de las empresas encuestadas tienen previsto aumentar o mantener sus inversiones en España en 2019, frente al 93% que afirma haberlo hecho en 2018. Un 85% espera mantener o aumentar su facturación en 2019, y un 90% piensa aumentar o mantener sus niveles de empleo.

La inestabilidad institucional no parece haber hecho mella la confianza de las empresas extranjeras. Según el estudio, “los inversores participantes en este Barómetro valoran positivamente la estabilidad de las instituciones democráticas españolas, con independencia de las dificultades que están teniendo las fuerzas políticas para consolidar mayorías estables de Gobierno”.

  • El talento, factor clave

En contra de la creencia muy extendida de que el tamaño de mercado, la localización o los costes laborales son el factor más importante que consideran las empresas extranjeras a la hora de invertir en España, en el estudio elaborado por IESE se señala como el factor más importante el capital humano.

El talento es pues el elemento que más tienen en cuenta las inversiones extranjeras. Además, la valoración concreta de la situación de España que las empresas otorgan a este aspecto también es relativamente positiva. En concreto, la disponibilidad de mano de obra con titulación universitaria es considerada una de las principales fortalezas de la economía española.

A continuación se sitúan como factores más relevantes el tamaño del mercado, las infraestructuras,  el mercado laboral y la calidad de vida. España recibe una buena valoración en todos ellos con la excepción del mercado laboral. Las infraestructuras es el aspecto mejor valorado, seguido del tamaño de mercado y la calidad de vida.

La implicación es obvia: se debe hacer un esfuerzo a todos los niveles, y empezando lógicamente por las diferentes Administraciones, para potenciar un marco favorable para el desarrollo del talento (por ejemplo, favoreciendo la colaboración entre universidades y empresas, o el desarrollo de redes de networking entre profesionales, entre otras actividades).

Principales fortalezas y debilidades de España. Desde la perspectiva del inversor extranjero. Fuente: Barómetro del clima de negocios en España, Resultados 2019.

Principales fortalezas y debilidades de España. Desde la perspectiva del inversor extranjero. Fuente: Barómetro del clima de negocios en España, Resultados 2019.

  • Costes de la energía y marco regulatorio, los aspectos más negativos

Como puede verse en uno de los gráficos, el coste de la electricidad es con diferencia la principal debilidad apreciada por las empresas extranjeras. Otros costes de la energía aparecen también entre las principales debilidades.

El marco institucional es desde hace tiempo un lastre para la internacionalización de la economía española. Como señala el estudio,  “los aspectos fiscales y regulatorios también obtienen bajas valoraciones, como la disponibilidad de subvenciones públicas y las cuotas a la Seguridad Social, junto a la burocracia y la eficiencia de los juzgados. La burocracia es el segundo aspecto con peor valoración de la encuesta, habiendo experimentado además uno de los mayores descensos en valoración de esta edición (…) Esto es consecuente con otros estudios de competitividad internacional, como el Global Competitiveness Report del World Economic Forum, que vienen señalando en las últimas ediciones la importancia de las barreras de la burocracia como uno de los principales problemas para hacer negocios en nuestro país (…) La estabilidad del marco regulatorio es (…) un tema esencial de cara a la atracción y retención de inversión extranjera. En 2019, sigue presentando margen de mejora, y además tiene una evolución negativa”.

  • Medidas para aumentar las inversiones

En la encuesta se pregunta a las empresas por las medidas que favorecerían un aumento de sus inversiones. Aquí hay pocas sorpresas. Como en tantas encuestas empresariales, realizadas con empresas extranjeras y también con empresas españolas, hay tres áreas que destacan con claridad: la fiscalidad, la flexibilidad del mercado de trabajo, y las cargas administrativas a todos los niveles.

Las inversiones extranjeras desempeñan un papel muy relevante en la economía española. Como se indica en el estudio, las cerca de 13.000 empresas con capital extranjero generan 1,6 millones de empleos directos, más del 40% de las exportaciones, un 38% del gasto total en innovación del país, etc. Atraer inversiones es un objetivo formulado con claridad para la política económica.

Se han creado numerosas instituciones, a todos los niveles de la Administración (central, autonómica, municipal) cuyo objetivo es la captación de inversión extranjera. Pero hace falta que ese activismo en declaraciones y creación de organismos vaya acompañado de un esfuerzo similar en reformas del marco institucional: para que se reduzca la burocracia, mejore el funcionamiento de la Administración de justicia, se reduzca la carga burocrática que soportan las empresas, etc. Este tipo de medidas servirá para atraer más inversión extranjera, y para favorecer también el desempeño de todas las empresas, también las de capital nacional.

Política de comentarios:

The comments on this page are moderated and will not appear immediately. Those comments which do not meet the community standards and policy comments will be deleted.

Deje un comentario

Tu dirección de correo electrónico no será publicada. Los campos obligatorios están marcados con *

Este sitio usa Akismet para reducir el spam. Aprende cómo se procesan los datos de tus comentarios.

Contacto | Aviso legal y política de privacidad

2012-2019, Real Instituto Elcano - Elcano Royal Institute | Príncipe de Vergara, 51. 28006 Madrid (España - Spain) | Creative Commons BY-NC-ND 3.0