Cuidado con la desigualdad emergente de los emergentes

Cuidado con la desigualdad emergente de los emergentes. Favela Jaqueline, distrito de Vila Sônia (São Paulo, Brasil).Foto: Dornicke vía Wikimedia Commons (Dominio público). Blog Elcano

Cuidado con la desigualdad emergente de los emergentes. Favela Jaqueline, distrito de Vila Sônia (São Paulo, Brasil). Foto: Dornicke vía Wikimedia Commons (Dominio público).

A lo largo de los últimos años diversos movimientos anti-establishment han surgido en la mayoría de las principales potencias occidentales, siendo dos de los ejemplos más relevantes la elección de Donald Trump como presidente de los Estados Unidos y la victoria del Brexit en Reino Unido. Existe cierto consenso en que uno de los principales factores que ha propiciado tal situación ha sido el aumento de la desigualdad dentro de estas sociedades, fruto de un proceso globalizador del que las clases medias se han beneficiado en mucha menor medida que la alta. Así, ante la fuga de empleos fabriles a países con mano de obra más barata, la respuesta de estos “perdedores de la globalización” estaría siendo un respaldo creciente a políticas fuertemente proteccionistas con tintes populistas.

Desigualdad de ingresos en EEUU y Reino Unido. Datos del ingreso del 50% inferior del Reino Unido no disponibles. Fuente: Elaboración propia a partir de datos del World Inequality Database.

Desigualdad de ingresos en EEUU y Reino Unido. Fuente: Elaboración propia a partir de datos del World Inequality Database.

El ya famoso “elefante” de Branko Milanovic ilustra claramente esta realidad, así como el contraste existente con amplias capas de población de economías emergentes, especialmente en Asia, que han mejorado notablemente su capacidad adquisitiva consiguiendo salir de la pobreza extrema.

La curva de elefante de la desigualdad y el crecimiento globales, 1980–2016. Fuente: World Inequality Report 2018.

La curva de elefante de la desigualdad y el crecimiento globales, 1980–2016. Fuente: World Inequality Report 2018.

La desigualdad en las democracias avanzadas, así como su relación con la globalización está siendo objeto de numerosos análisis, incluyendo este mismo blog (por ejemplo, aquí y aquí). Sin embargo, al incremento de la desigualdad dentro de los países en vías de desarrollo no se le presta habitualmente tanta atención, quizás porque se entiende que la prioridad de éstos debe ser la generación de riqueza y no tanto su distribución. No obstante, a la vista de los acontecimientos políticos acaecidos en otras partes del mundo, puede que haya llegado la hora de fijarse un poco más en sus desequilibrios internos.

Poniendo el foco en China e India, donde vive más de un tercio de la población mundial, se observa cómo la evolución de la desigualdad fue sostenida hasta mediados de la década pasada, produciéndose a partir de entonces una clara divergencia entre ambos. Así, mientras en China parece que el pronóstico de Kuznets ha empezado a cumplirse y las rentas más bajas comienzan a beneficiarse en mayor grado del nuevo modelo productivo (en lo que ha tenido una incidencia significativa medidas gubernamentales tales como el alza del salario mínimo o la extensión de las prestaciones sociales), el percentil superior de los indios ya acumula el 21,7% de los ingresos nacionales en una tendencia ascendente que no termina de frenar.

Desigualdad de ingresos en China e India. Fuente: Elaboración propia a partir de datos del World Inequality Database.

Desigualdad de ingresos en China e India. Fuente: Elaboración propia a partir de datos del World Inequality Database.

A este respecto, resulta preocupante comprobar cómo la proporción de ingresos obtenidos por el decil superior ya ha superado a la de Rusia y es cada vez más equiparable a las de Sudáfrica o Brasil, escenarios de una elevadísima desigualdad estructural donde se registran algunas de las tasas de homicidio más altas del mundo. Y en algunos países emergentes donde sí se estaba produciendo cierta convergencia interna, sobre todo en Latinoamérica, la crisis de las materias primas ha truncado dicha dinámica.

Desigualdad de ingresos en los BRICS. Fuente: Elaboración propia a partir de datos del World Inequality Database.

Desigualdad de ingresos en los BRICS. Fuente: Elaboración propia a partir de datos del World Inequality Database.

Ante la importancia de que el crecimiento económico no sea acaparado por unos pocos, las clases dirigentes de estos países harían bien en tomar conciencia de la magnitud del problema y adoptar medidas para revertir la situación. De ello dependerá que fenómenos como el de Jair Bolsonaro, segundo en los sondeos de las elecciones brasileñas del próximo mes de octubre, supongan sólo un aviso o puedan llegar a fructificar.

Comentarios
  1. Diego Ortega Fernández
    • José Pablo Martínez José Pablo Martínez

Política de comentarios:

The comments on this page are moderated and will not appear immediately. Those comments which do not meet the community standards and policy comments will be deleted.

Deje un comentario

Tu dirección de correo electrónico no será publicada. Los campos obligatorios están marcados con *

Este sitio usa Akismet para reducir el spam. Aprende cómo se procesan los datos de tus comentarios.

Contacto | Aviso legal y política de privacidad

2012-2018, Real Instituto Elcano - Elcano Royal Institute | Príncipe de Vergara, 51. 28006 Madrid (España - Spain) | Creative Commons BY-NC-ND 3.0