¿Cómo integrar a la ciudadanía en el buen gobierno? – Elcano Talks

¿Cómo integrar a la ciudadanía en el buen gobierno?. 18ª edición de #ElcanoTalks con Nagore de los Ríos. Foto: @quiet_analysis. Blog Elcano

¿Cómo integrar a la ciudadanía en el buen gobierno?. 18ª edición de #ElcanoTalks con Nagore de los Ríos. Foto: @quiet_analysis.

Entre quienes integramos el equipo de #ElcanoTalks, llevábamos tiempo dándole vueltas a la idea de hacer una sesión sobre Gobierno abierto, datos abiertos y la importancia de los datos en los procesos de toma de decisiones, de participación de la ciudadanía y de hacer política. Un nombre surgía una y otra vez, pero hasta el año pasado no logramos cristalizar ni concretar su participación en estas sesiones.

Nagore de los Ríos, experta en Data Driven Communication y fundadora de OutreachTool e Irekia, estuvo con nosotros para abrir la primera sesión de 2018 de #ElcanoTalks. Mucho ha pasado desde que en 2009 creara y dirigiera Irekia, la plataforma y el primer modelo de gobierno abierto en el mundo de habla hispana, y gran parte de su experiencia –que va desde el mundo de la comunicación hasta las startups, y donde particularmente apreciamos su paso como miembro del W3C– la ha volcado en una presentación de vértigo que dio mucho para la conversación.

Una vez más, retransmitimos toda la sesión por Periscope y nos acompañaron ¡543 personas en directo! (puedes verlo todo aquí 👇)

Nagore señala que la comunicación basada en datos (data driven communications) puede ser una solución para mucho 💡

A la hora definir estrategias, tomar decisiones, de integrar a los ciudadanos en el bien gobierno, necesitamos respuestas, tomar medidas y actuar.

Nagore habla de 3 caminos o vías:
🔆Intuición (creatividad).
📝Evidencias y estudios (preguntas).
📱Big Data (análisis y predicción).

Respecto al último, indica que son los únicos que no mienten. Los necesitamos para analizar y predecir

Para conseguir que la ciudadanía se integre en las decisiones públicas y en el buen gobierno, Nagore explica la definición de una estrategia aplicada a 3 ámbitos:

  • Gestión pública (políticas y servicios).
  • Equipo (organización y recursos humanos).
  • Ciudadanía (aliados y destinatarios de esas políticas).

Y en los dos últimos ámbitos estamos intentando, de una forma u otra, provocar comportamientos, que la gente actúe.

Para provocar comportamientos hay dos caminos:

🏆🛑 Incentivos: pueden ser positivos (premios) o negativos (sanciones, multas).

📢 Comunicación: la única que consigue provocar acciones, impactar y, en definitiva, tocar la fibra.

Tras definir la estrategia y planificar, pasamos a un plan de acción para implementar y luego medir resultados.

“Lo que no se mide solo se percibe y la percepción es subjetiva”, señala Nagore.

A continuación, explica la pirámide de la comunicación basada en datos que permite tomar decisiones, planificar, medir y contextualizar, y finalmente, mejorar.

La inteligencia (lo smart), el definir qué hacer y las propuestas, se alcanza de abajo hacia arriba aplicando capas de procesos cuya base está justamente en los datos.

Para Nagore, el esquema para elaborar la estrategia y el plan de comunicación basada datos es un círculo: analizar, medir, analizar, ejecutar volver a medir y volver a analizar.

Insiste en que el ciclo de la vida de los datos y su importancia está justamente en la trazabilidad. «En definitiva, se trata de evitar el ruido».

Respecto al canal, ¿cuál es el más adecuado para llegar a la ciudadanía?  Nagore insiste que lo importante es definir primero cuál es el mensaje, y este se construye siempre para provocar ese cambio de comportamiento; es decir, para alcanzar los objetivos de buen gobierno, de involucrar a la ciudadanía en el buen gobierno.

Una vez que tenemos claro que queremos integrar a la ciudadanía en el buen gobierno y que lo haremos basándonos en los datos, para evitar que ignoren nuestras propuestas o no se involucren, pensamos: ¿qué nos toca la fibra? Nagore habla de las necesidades (personales, laborales), si somos expert@s en algo (no necesariamente vinculado a méritos académicos), o de cuando algo nos mueve por solidaridad (sea una circunstancia cercana o por empatía).

Nagore insiste en que lo más importante en proyectos de este tipo no son los datos por sí mismos, sino definir primero qué problemas queremos resolver. Si no nos hacemos antes esta pregunta, los datos no sirven de nada. Además de ofrecer beneficios (soluciones a problemas o cubrir unas necesidades), hay que tener en cuenta las expectativas (bienestar personal, “me hace sentir mejor”, y que contribuye al bien común) que se generan y que deben ser cubiertas para integrar a la ciudadanía en el buen gobierno.

Y ¿qué datos componen ese Big Data para tomar este tipo de decisiones? datos nuestros (abiertos), datos abiertos de otros, sociales (aquellos vinculados a la gestión, no a la monitorización de marca), y otros a conseguir.

Lo inteligente (smart) se hace de dos formas: decidir y gestionar mejor los servicios públicos, y comunicar y colaborar con la ciudadanía. Y aunque estamos en vías de que las administraciones, las empresas, las ciudades, los gobiernos sean inteligentes, no ocurre lo mismo con la ciudadanía. ¿Por qué? Nagore apunta que la legislación actual de protección de datos garantiza que ningún tercero podrá a hacer un uso indebido, pero no nos garantizan que esos terceros nos devuelvan nuestros propios datos en formatos reutilizables. «¡Que nos devuelvan nuestros datos!» ✊

Nagore cierra su presentación insistiendo en la necesidad de pasar de la teoría a la práctica. Conocemos los 3 pilares del gobierno abierto (Transparencia – Participación – Colaboración) y contamos con los datos abiertos y la comunicación como herramientas. Es necesario no solo cumplir con los requisitos sino serlo.

Una vez que diseñamos propuestas basadas en datos y nos toca involucra a la ciudadanía, ¿hacia dónde debe ir su participación? Hacia la colaboración. Cuando la ciudadanía tiene conocimientos, puede participar con garantías y colaborar, validar esas soluciones y compartir responsabilidades.

Una vez terminada la presentación, durante la conversación surgen inquietudes. ¿Dónde queda la política en todo esto? ¿Cuál es su espacio? ¿Seguimos hablando de segmentación de audiencias como hasta ahora para personalizar los mensajes? ¿Cómo crear tu propio Big Data?

Y así terminamos con esta 18ª sesión de #ElcanoTalks ✨ Agradeciendo una vez más la conversación y la compañía.

Como siempre, aprovechamos para hacer unas preguntas a nuestra invitada y también está disponible su presentación en nuestra Web. ¡Nos vemos en la próxima edición de #ElcanoTalks! 🔜

Política de comentarios:

The comments on this page are moderated and will not appear immediately. Those comments which do not meet the community standards and policy comments will be deleted.

Deje un comentario

Tu dirección de correo electrónico no será publicada. Los campos obligatorios están marcados con *

Este sitio usa Akismet para reducir el spam. Aprende cómo se procesan los datos de tus comentarios.

Contacto | Aviso legal y política de privacidad

2012-2018, Real Instituto Elcano - Elcano Royal Institute | Príncipe de Vergara, 51. 28006 Madrid (España - Spain) | Creative Commons BY-NC-ND 3.0