Algunas reflexiones sobre el mundo pre-COVID. Resultados de la edición 2019 del Índice Elcano de Presencia Global

Esta entrada también está disponible en: Inglés

Algunas reflexiones sobre el mundo pre-COVID. 10 aniversario Índice Elcano de Presencia Global

Algunas reflexiones sobre el mundo pre-COVID. 10 aniversario Índice Elcano de Presencia Global

Acabamos de lanzar una nueva edición del Índice Elcano de Presencia Global para el año 2019. En este décimo aniversario (¡décimo ya!), como en años anteriores, estamos añadiendo diez nuevos países. Con ello, el Índice se calcula hoy para 130 países de todas las regiones y quedan representadas el 99% de la economía mundial y el 94% de la población total.

Estos diez nuevos países son Afganistán, Albania, Bahrein, Bosnia y Herzegovina, Camboya, Georgia, Laos, Madagascar, Macedonia del Norte y Nepal, lo que significa que el Sur global aumenta su presencia en el índice de presencia global…y que hay un buen número de países asiáticos, africanos y latinoamericanos cuya presencia global observamos con ayuda de esta herramienta.

Primeros diez países. Lo de siempre

Los primeros diez países son Estados Unidos, seguido de China, Alemania, el Reino Unido, Japón, Francia, Rusia, Canadá, Países Bajos e Italia. Todos ellos tienen las mismas posiciones que ocupaban en 2018 y, la mayoría de ellos, en 2017 (con la excepción de Reino Unido y Alemania que han intercambiado las suyas). En definitiva, los viejos poderes conservan sus puestos en los primeros puestos del ranking.

Figura 1. Primeros 10 países 2019. Índice Elcano de Presencia Global (en valor índice). Fuente: Índice Elcano de Presencia Global, Real Instituto Elcano

Figura 1. Primeros 10 países 2019. Índice Elcano de Presencia Global (en valor índice). Fuente: Índice Elcano de Presencia Globala, Real Instituto Elcano

Asia sigue ascendiendo…

Sin embargo, se producen algunos movimientos interesantes, que vendrían a consolidar las tendencias que ya observábamos en ediciones anteriores. China ha crecido (y sigue creciendo) hasta convertirse en un jugador global, mientras que otros países emergentes asiáticos han ido aumentando su presencia global de forma sistemática, hasta superar a un buen número de países de América Latina y Europa entre las primeras 20 posiciones.

China ha escalado nueve puestos desde 1990. Era octavo en 2000-05, quinto en 2010-12, para luego ir ganando una posición por año hasta 2015, y permaneciendo, desde entonces, en la segunda posición. Por lo tanto, se podría argumentar que China ya ha emergido y culminado su potencial de presencia global. No obstante, la evolución de su valor índice muestra una imagen algo distinta. A mediados de los 2010, China pertenecía a una especie de cluster de países con una presencia global similar. En él estaban el Reino Unido, China y Alemania, todos con una presencia global de entre 789 y 837 puntos en 2014; lejos de la presencia global de Estados Unidos, en aquel momento en 2.998 puntos. Sin embargo, China dejó el grupo. Los valores índice para Reino Unido y Alemania se siguen situando en 796 y 809 puntos, respectivamente, mientras que el de China ha ascendido hasta más de 1,137 puntos. Aunque se sitúa aún lejos de Estados Unidos (en 3.044 puntos en 2019), la brecha entre los dos países se estrecha sistemáticamente. En sólo un año, la presencia global de China ha aumentado de 33% a 37% de la de Estados Unidos.

En 1990, India, Corea del Sur y Singapur estaban en las posiciones 17ª, 20ª y 39ª del ranking, respectivamente. Se encontraban lejos de países como España y Brasil. Estos tres países asiáticos ocupan ahora los lugares 13º, 11º y 17º. India se encuentra ahora a tan solo 12 puntos de España, habiendo acortado la distancia desde más de 120 puntos en 2010. Mientras, Corea del Sur ya ha superado al país europeo.

… mientras Occidente sigue decayendo

La presencia global de España es de 285,4 puntos, inferior a los 292,9 puntos del año previo y lejos del máximo de cerca de 339 puntos de 2011. Esta contracción ha afectado, sobre todo, a la dimensión económica (vía las inversiones).

Este desempeño coincide con el de su entorno.

Entre 2018 y 2019 (esto es, en la fase pre-COVID), todos los países occidentales registraron pérdidas de presencia global (contabilizadas en valor índice). Esto incluye a Estados Unidos (con una pérdida masiva de más de 300 puntos), Alemania, el Reino Unido, Francia, Canadá, Países Bajos o Italia.

El mundo ya se estaba desglobalizando antes de la pandemia del COVID-19

En efecto. El valor agregado de presencia global (incluyendo los 130 países, variables y dimensiones) –que refleja el volumen de los intercambios mundiales y, por tanto, puede emplearse como una aproximación de la globalización– disminuyó sensiblemente entre 2018 y 2019, antes de que se declarara la pandemia global del COVID-19. En este sentido, se estarían acelerando tendencias previas.

La globalización decreció en 2,6% en un año, la mayor caída en toda la serie temporal, incluyendo, incluso, la fase de desglobalización que siguió la caída del bloque soviético. A pesar de los aumentos discretos de lo militar (0,8%) y lo blando (1,1%), la caída se debe a una fuerte disminución de la dimensión económica (-5,2%),

Sin embargo, en el último año, sólo caen los valores agregados para cinco de las 16 variables que componen el Índice. Los bienes primarios, las migraciones, la cultura y la cooperación al desarrollo registran pérdidas de entre 0,1% y 1,9% mientras que las inversiones se desploman en 11,5%. En pocas palabras, el mundo se desglobalizó entre 2018 y 2019 debido, sobre todo, a la dimensión económica y, particularmente, a las inversiones.

Es más, esta disminución tiene su correlato en el comportamiento de la variable en la presencia global de Estados Unidos, como resultado de la política fiscal de la Administración Trump y su impacto en la inversión exterior. No obstante, esto no significa, necesariamente, que las capacidades productivas se hayan re-internalizado en territorio estadounidense, puesto que estos flujos pueden ser el resultado de una caída de los stocks de inversión directa en el exterior, pero también de la mera repatriación de los beneficios empresariales.

Figura 2. Presencia global agregada (130 países, 1990-2019, en valor índice). Fuente: Índice Elcano de Presencia Global, Real Instituto Elcano

Estos resultados son similares a los que se produjeron tras la crisis de 2008, con caídas en los intercambios económicos mundiales, movimientos menores en lo militar, y un crecimiento sostenido de los vínculos blandos mundiales, que ahora lideran la globalización.

Por último, tengamos en cuenta que la tendencia a la desglobalización puede verse exacerbada en los próximos años, como resultado de la pandemia del COVID-19 y la consiguiente caída de los flujos económicos y los movimientos transfronterizos de personas (migraciones, turismo, educación).

Metodología

En cada nueva edición, tratamos de mejorar el Índice Elcano de Presencia Global con cambios metodológicos. Este año, además de la inclusión de diez nuevos países, hemos pulido tres indicadores: tecnología, cultura y deportes. Estos cambios se aplican a la serie temporal completa, que comienza en 1990, por lo que se asegura la consistencia de la base.

Figura 3. Índice Elcano de Presencia Global. Fuente: Índice Elcano de Presencia Global, Real Instituto Elcano

Figura 3. Índice Elcano de Presencia Global. Fuente: Índice Elcano de Presencia Global, Real Instituto Elcano

En el caso de tecnología, tuvimos un debate con un grupo de expertos acerca de la forma idónea de medir la presencia global a través de esta variable. Hasta esta edición, estábamos considerando las patentes orientadas al exterior como el modo de cuantificar la proyección exterior de los países. Tras la consulta con expertos en tecnología e innovación, hemos agregado los ingresos externos por uso de la propiedad intelectual (recurriendo a datos de balanza de pagos) como una forma de tener en cuenta el perfil de países con relevancia en el campo tecnológico por el uso que otros hacen de sus innovaciones, incluso si dicho uso no implica un registro de patente.

En el caso de cultura, la medición de esta variable se hacía exclusivamente mediante datos de comercio audiovisual, considerando las exportaciones de servicios audiovisuales y relacionados (producciones cinematográficas, programas de televisión y radio y grabaciones musicales), provista por la Organización Mundial del Comercio (OMC). En esta nueva edición, considerando la clasificación de actividades culturales de la UNESCO y la última revisión de Eurostat, también hemos incluido el comercio de bienes culturales (como libros y prensa, antigüedades y obras de arte, fotografía, etc.).

Por último, en lo que se refiere a deportes, inicialmente medidos con el medallero olímpico y los puntos FIFA de fútbol masculino, ya el año pasado se completó la variable con datos sobre el desempeño de clubes de fútbol. En esta edición, hemos añadido los puntos FIFA de selecciones absolutas femeninas, con la intención de reducir la brecha de género y también de reflejar una realidad que contribuye de forma creciente a la proyección de los países que representan.

Política de comentarios:

The comments on this page are moderated and will not appear immediately. Those comments which do not meet the community standards and policy comments will be deleted.

Deje un comentario

Tu dirección de correo electrónico no será publicada. Los campos obligatorios están marcados con *

Este sitio usa Akismet para reducir el spam. Aprende cómo se procesan los datos de tus comentarios.

Contacto | Aviso legal y política de privacidad

2012-2020, Real Instituto Elcano - Elcano Royal Institute | Príncipe de Vergara, 51. 28006 Madrid (España - Spain) | Creative Commons BY-NC-ND 3.0